Concurso de acreedores y responsabilidad administrador

La dificultad para cumplir las obligaciones como deudor puede acarrear a la instauración de un concurso de acreedores. A través de este proceso se puede hacer una reorganización de los pasivos para lograr un cobro más ordenado. En algunos casos, este proceso revela responsabilidad por parte de los administradores, dependiendo de la calificación que se le dé al concurso. 

Convenio de acreedores

A través de un concurso de acreedores se busca la solvencia de las deudas, que hace de la organización de los acreedores. De esta manera, todos podrán cobrar una cuota máxima posible de parte del deudor. Para lograr esto, se necesitará la asesoría de estos abogados especialistas en Concurso de Acreedores y su intervención para lograr una solución que beneficie a ambas partes.

El derecho concursal regula la responsabilidad del administrador de una empresa sobre el Concurso de Acreedores, misma que dependerá de la calificación del proceso. Vale mencionar que un concurso de acreedores puede hallarse culpable o fortuito.

Para que se declare un concurso de acreedores culpable es necesario que se compruebe dolo por parte del deudor. Ahora bien, se necesita que el estado de insolvencia sea agravado. Mientras tanto, el concurso será fortuito si la insolvencia no se imputa al deudor, sino que se deba a causas coyunturales.

Responsabilidad de los administradores

Ahora bien, en caso que el concurso de acreedores se declarase culpable, el administrador será quien tenga que asumir la responsabilidad. Además, será necesario demostrar alguno de los siguientes supuestos:

  • Cuando se demuestre que la contabilidad de la empresa no ha sido llevada de manera legal y clara, o que se presenten irregularidades en la misma.
  • En caso de haber inexactitudes en los documentos solicitados durante el proceso concursal.
  • Si se incumpliesen los convenios entre deudor y acreedor.
  • Ocultamiento de bienes que afecte a los acreedores.
  • Si se comprueba que ha habido extracción de patrimonio del deudor de manera fraudulenta.
  • Incumplir el plazo asignado para la solicitud del concurso de acreedores, si no hubiese colaboración para con el juez del proceso.
  • También cuando no se cumpliesen las obligaciones como auditorías, entre otros procesos.

Si alguno de los anteriores supuestos se diera, el concurso de acreedores se determinará como culpable. En tal caso, puede haber consecuencias en la carrera profesional de quienes hayan sido encontrados responsables, especialmente para el administrador. Por su parte, el concurso fortuito no generará responsabilidades de parte del administrador. 

Si el administrador es responsable, ¿qué consecuencias tendrá?

Cuando se ha completado el proceso y se ha establecido dolo por parte del administrador, puede haber implicaciones importantes. La consecuencia más grave será la inhabilitación de sus funciones como profesional durante un lapso que puede ir desde los 2 años hasta más de una década.

Antes que un deudor caiga en insolvencias injustificadas, lo más razonable es instaurar un concurso de acreedores para reorganizar sus obligaciones financieras. De esta manera, tanto acreedores como deudores pueden obtener beneficio de esta negociación. Ahora bien, en caso de encontrarse solo en la insolvencia durante el proceso, el administrador tendrá responsabilidad directa, y necesitará de una defensa legal experta en el tema.

Fuente: http://www.regiondigital.com/noticias/reportajes/330676-concurso-de-acreedores-y-responsabilidad-administrador.html

× ¿Cómo puedo ayudarte?